PROYECTO Oh!

Siempre he tenido la convicción de que lo mejor que se puede hacer con un espacio en blanco es llenarlo de color. De esta idea, nace Oh, qué ideas (Proyecto Oh!).

Estás visitando mi laboratorio de ideas, donde juego a experimentar con todo aquello que pasa por mi cabeza. A veces juego con mi propio mundo y otras veces, lo confieso, juego a imaginarme uno que podría, o no, ser mío.

Si has llegado hasta aquí, te doy la bienvenida y te abro la puerta de este espacio en blanco. Espero que poco a poco vaya cogiendo no uno, sino muchos colores.

Gracias por tu visita.