Si estás buscando cómo encontrar la inspiración, aquí te dejo algunas ideas para la búsqueda de inspiración.

Estamos hechos de recuerdos. Y somos el resultado de cada una de nuestras experiencias. Por eso, hay que mirar dentro de cada uno para sacar fuera todo lo que llevamos en el interior.

  • Si estás buscando tu propia inspiración no la busques en lo que otros hacen. Mantente al margen. Busca tu propio yo. Confía en tu experiencia, en tus experiencias. Solo así serás capaz de encontrar tu propia esencia y ser fiel a ti mismo.

Encontrar la inspiración es un ejercicio que fluye, como la respiración:

Inspirar (hacia dentro) para espirar (hacia fuera, hacia ese folio en blanco) todo lo que llevamos dentro.

Instrucciones Aleatorias:

  • Saca la caja de los recuerdos. ¿Aún no la tienes? Pues deberías ponerte a ello cuanto antes. No te empeñes en buscar con qué llenarla. Los recuerdos, los buenos recuerdos, los que son realmente útiles y te servirán para darte un empujón a la hora de crear, no se buscan, simplemente aparecen. Y ahí estás tú para conservarlos.
  • Busca un espacio en blanco. Algo que te permita plasmar todo aquello que llevas dentro y ponte a dibujar. Quizás empieces a hacerlo sin sentido, pero unos minutos, unos intentos, a veces unas horas después, las ideas comenzarán a brillar y, donde hiciste un punto, serás capaz de encontrar un trazado. Y, a partir de ese trazado, brotará un universo entero. ¡Enhorabuena, estás inspirado!