Cómo elegir un buen nombre para un dominio

¿Alguna vez te has enfrentado al difícil arte de llamar a algo por su nombre?

Quiero decir, a la responsabilidad que supone que un ser  o un producto lleve un nombre y que ese nombre lo hayas elegido tú.

Si en algún momento te has visto en esta situación sabrás lo complicado que puede ser esta tarea. A la hora de buscar un nombre son muchos los tips que tenemos en cuenta: quién va a llevar ese nombre, cómo es, qué le define, a qué se dedica… Pues bien, la cosa se complica a la hora de elegir un buen nombre para un dominio.

punto-com

 Avisado quedas: de nada te servirán los brainstorming. Cuando ya tengas el término perfecto, llegarás a registrarlo y ¡sorpresa! a alguien se le ocurrió lo mismo. Y se le ocurrió antes. Y encima, lo registró. Lo registró, escribió dos post que nadie ha leído y abandonó su labor como blogger porque sólo quiso probar qué era aquello. ¿Cómo  puede ser? Si el dominio era perfecto. Lo que tú querías.  Y encima define a la perfección tu proyecto. Bienvenido. Vuelve a intentarlo.

Prueba ahora con tu nombre.  Tener un dominio con tu nombre y tu apellido puede reforzar tu marca personal. Pero… Oye, que resulta que he ido a registrarlo, y ¡sorpresa! debe haber alguien más en el mundo con tu nombre y tus apellidos y además se le ha ocurrido también usarlos para crear un dominio. Vuelve a intentarlo. De nuevo.

No olvides a la hora de elegir un dominio incluir en él palabras claves que definan la temática de tu web. Eso sí, si eres diseñador, olvídate de incluir algo tan básico como “diseño” porque la dirección no admitirá la ñ  (¿Qué tiene el mundo en contra de la ñ?).

Cánsate de leer post de “X consejos para elegir un buen dominio”. Da igual el número de consejos que te ofrezcan. Cuando estés convencido de que has encontrado el nombre perfecto, alguien lo habrá encontrado antes.

En la ardua tarea de buscar el dominio ideal, te recomendamos que juegues a inventarte palabras. Te sorprenderá cómo a la hora de ir a registrar esa palabra sin aparente significado pero que resulta tan sonora descubres que alguien también la registró.

Pero no lo olvides, un dominio simplemente debe ser:

  • Fácil de recordar.
  • Corto (dicen por ahí que no uses más de dos términos).
  • Incluye también palabras claves que te ayuden en los buscadores.
  • Por favor, que sea un .com.
  • Tampoco te servirá el truco de usar guiones.
  • Y, no lo olvides, piensa en algo que suene bien, que no cree confusiones y que sea original.

game-over-ideasSi ya lo tienes y cumples todos estos sencillos requisitos básicos, aparte de darte la enhorabuena, te recomendamos cruzar los dedos y te damos nuestro consejo personal: no te ilusiones. Posiblemente a alguien se le ocurrió lo mismo.

Y tú, ¿cuántos intentos has hecho para registrar tu dominio perfecto?

¿Compartes este post?Share on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *